Jue. Jul 25th, 2024
así es el orden para lograr resultados eficaces

Con la llegada del verano los horarios sufren algunos cambios y esto puede provocar que nos relajemos a la hora de cuidarnos en todos los aspectos, sobre todo con nuestra piel. Seguir una rutina facial es primordial durante todo el año, pero durante los meses de calor aún más. La exposición prolongada al sol puede resultar perjudicial para el cutis y aunque se crea que únicamente es necesario usar protector solar para acudir a la piscina o a la playa, es fundamental seguir todos y cada uno de los pasos si queremos tener una dermis sana.

En cuanto a esto, hay muchas dudas con el orden en el que hay que aplicar los cosméticos y este aspecto es bastante importante ya que existen numerosos productos y es fundamental saber cómo emplearlos y seguir unos pasos fijos para lograr un resultado eficaz.

Limpiar el rostro es clave e imprescindible para que el resto de nuestros pasos tenga sentido y los productos que apliquemos posteriormente puedan desarrollar su función. Para ello se necesitará un limpiador específico, ya sea una leche demaquillante o un jabón o un gel. La farmacéutica Rocío Escalante aconseja elegir el producto adecuado según el tipo de piel, que puede ser grasa, mixta, sensible, etc.

En cuanto a la noche, Escalante aconseja que la limpieza sea doble. Primero, con un producto oleoso que ayude a eliminar la suciedad como los restos de maquillaje y luego, un limpiador al agua que retire los restos del primer limpiador, así como la suciedad que pueda quedar en la cara.

Siguientes pasos en la rutina de día

Para continuar con la aplicación de los cosméticos, utilizaremos un tónico o loción para equilibrar, reducir los niveles de pH de la piel, calmarla y asegurar la absorción del sérum y las cremas que se apliquen a continuación. Después, vendría el sérum, que potencia el efecto hidrante.

El contorno de ojos es el tercer paso y hay que hacer especial hincapié al utilizarlo ya que la zona de las ojeras es una de las más delicadas y la más propensa a mostrar los primeros efectos de la edad.

Hidratar la piel es también algo esencial. La crema hidratante funcionará de barrera para retener la hidratación y enfrentar la piel al óxido del medio ambiente y la contaminación. Además, iluminará el cutis, lo que hará llegar a tener mejor aspecto.

Por último, no hay que olvidarse del protector solar. Con él evitarás las agresiones del sol y prevenir el envejecimiento. De hecho, este producto te puede ser de dos por uno y los hay con color para no tener que utilizar maquillaje y tener un buen tono de piel.