Jue. Jul 25th, 2024
“Despaché la valija ayer y me la devolvieron recién hoy”

Afecta a pasajeros de Aeroparque y Ezeiza. A Fernando le cancelaron el viaje cuando el micro lo llevaba al avión. Este mediodía se levantó la medida de fuerza.

“Hace tres horas que estoy esperando. Ya me dijeron que los vuelos están cancelados. Y no voy a poder viajar hasta el miércoles. Porque mañana tampoco hay vuelos. No sé qué hacer. Además, no tengo dónde dormir. Quizá me vaya a un hotel o a la casa de un pariente que vive en Cañuelas. Si veo que la cosa sigue así, me vuelvo a Córdoba”. El testimonio es de Juan Carlos, un cordobés que llegó al Aeroparque para tomar un vuelo para hacer escala en Brasil y seguir a Barcelona. Pero con las demoras y cancelaciones, producto de una protesta gremial en Aeroparque, también perdió esa conexión.

La protesta la encabezan maleteros de la empresa Intercargo, que brinda los servicios de rampa. Y pese a que el Gobierno dictó la conciliación obligatoria el lunes por la tarde, la medida de fuerza seguía causando complicaciones en varias decenas de vuelos de las compañías Jetsmart y Latam. Antes de las 12 del martes se anunció que se levantaba la huelga, aunque desde las compañías afirmaron que los problemas seguirían hasta normalizar los servicios. 

“Estamos desde las 7 de la mañana. Desde la empresa nos dicen que no saben cuándo vamos a poder viajar. Por lo que vemos, nos vamos a tener que quedar en Buenos Aires un día más. Pero ya no tenemos hospedaje. Además, mañana trabajamos. Es todo un lío esto”, le dicen a Clarín Ana y Carla, que perdieron su vuelo para viajar a San Pablo.



Dormitorios improvisados en Aeroparque. Pasajeros tuvieron que pasar la noche allí por una medida de fuerza de maleteros. Foto: Maxi Failla

Como ellas, cientos de personas padecen la confusión y las demoras en el hall de Aeroparque, en donde se confunden con quienes sí tienen sus vuelos confirmados y esperan en fila para hacer el check in. Las mismas compañías tienen problemas similares en Ezeiza, Mendoza y Córdoba

En el hall hay quienes pasaron la noche en la estación aérea e improvisaron espacios para acostarse a dormir a la espera de alguna novedad. 

Es el caso de Federico, que vive en España y viajó para visitar a sus padres a Neuquén. El lunes llegó a despachar el equipaje. Pero luego se lanzó la medida de fuerza y su vuelo de Jetsmart fue cancelado.

“Cuando estábamos en el colectivo yendo al avión nos pararon y nos dijeron que había una asamblea y que no íbamos a poder viajar. Nos obligaron a volver a la entrada. Yo tenía la valija en el avión. Desde ayer la estoy esperando. Y recién hoy me la devolvieron. Por suerte mi hijo vive acá y pudimos dormir en su casa. Pero hay un montón de gente que se quedó varada en aeroparque sin tener lugar donde ir. Y tuvieron que dormir ahí”.

Según confiaron a Clarín fuentes de Aeropuertos Argentina 2000, entre Latam y Jet Smart, hasta este martes a las 11 había 61 vuelos cancelados, 3 con demoras y 12.700 pasajeros afectados por la medida de fuerza.

SC

Mirá también