Mié. Abr 24th, 2024

Aryna Sabalenka supo esperar su momento. A la bielorrusa se le había escapado, casi inexplicablemente, la chance de ganar el US Open tras sufrir la remontada de la estadounidense Coco Gauff, de 19 años, que la derrotó por 2-6, 6-3 y 6-2 en dos horas y seis minutos. Después de la premiación y en la intimidad del vestuario, quien será la nueva número 1 del ranking mundial WTA a partir de este lunes, pudo descargar su bronca, pero fue captada por las cámaras oficiales del torneo.

Sabalenka entró a la sala de jugadores, que en otros momentos del torneo podría estar repleta, y en la soledad dejó su bolso en el piso, apoyó sobre él el plato de subcampeona del Abierto de los Estados Unidos, y agarró una de sus raquetas.

Acto seguido, empezó a golpearla contra el piso para descargar su enojo por la final perdida. Uno, dos, tres y cuatro veces impactó su herramienta, hasta romperla. Se incorporó, buscó un cesto de residuos y la tiró sin mediar palabra para seguir su camino.

Foto: ANGELA WEISS / AFP

¿Habrá revancha en el WTA 1.000 de Guadalajara?

Gustavo Santoscoy, director del Máster 1.000 de Guadalajara, del 17 al 23 de septiembre próximos, aseguró este domingo que ha abierto las puertas a la bielorrusa Aryna Sabalekna para que estrene en el torneo su número uno del ránking de la WTA. «Tenemos un ‘wild card’ de reserva por si Sabalenka viene de último minuto; hablamos con ella en Nueva York y estamos pendientes», aseguró en una entrevista con la agencia EFE.

Por segundo año, Guadalajara será sede de un torneo de esta categoría, con un cuadro principal compuesto por cuatro de las cuatro de las cinco primeras del ránking, encabezadas por la polaca Iga Swiatek, quien este domingo cumple su último día como número uno, a partir de este lunes en poder de Sabalenka.

Además estarán la estadounidense Jessica Pegula, tres del mundo, campeona defensora, la kazaja Elena Rybakina (4) y la tunecina Ons Jabeur (85).

«Presentamos el que puede ser el mejor drawde un torneo de tenis profesional en México en la historia, con la estadounidense Coco Gauff, campeona del US Open, sexta del ránking, y la griega María Sakkari, octava», dijo.

«Nuestro torneo crece año por año en todos los sentidos, uno nunca esta en el tope; aunque permanecemos en lo más alto, hay mucho por aprender y crecimiento es continuo», observó Santoscoy.

El certamen, con una bolsa de premios de dos millones, 788.488 de dólares, contará con un estadio principal con capacidad para 7.500 personas y otro con 2.500 asientos disponibles, además de tres canchas.

Semanas después de este torneo, Cancún será sede de las Finales de la WTA, que contarán con las ocho mejores jugadoras de la temporada que se disputarán una bola de 9 millones de dólares.