Mié. Feb 21st, 2024

La Asociación Americana del Corazón recomienda la dieta DASH para personas hipertensas.

Tener hipertensión arterial o HTA es el factor de riesgo cardiovascular más frecuente, al punto que se trata de una enfermedad que afecta a una de cada tres personas, según datos difundidos por el Ministerio de Salud de la Nación. Y, aunque no es el único condicionante, claro está, elegir una dieta que incluya las frutas y las verduras adecuadas ayuda a bajar el riesgo de sufrir presión alta.

Esto tiene que ver, principalmente, con que la hipertensión arterial generalmente no da síntomas, por lo cual son muchos los enfermos que no saben que sufren esta patología.

Por eso, profesionales de la salud hacen foco tanto en el diagnóstico preventivo como en el adecuado tratamiento posterior, ya que, de no diagnosticarse a tiempo, la hipertensión arterial puede provocar complicaciones graves como el infarto de corazón, el accidente cerebrovascular o la necesidad de diálisis por daño renal.



La hipertensión arterial puede provocar complicaciones graves,

Por eso, también los médicos suelen hacer foco en lo vital que resulta poder adoptar un estilo de vida saludable en el cual la alimentación desempeñe uno de los papeles principales. La Asociación Americana del Corazón, por ejemplo, recomienda la dieta DASH (Estrategias Dietarias para Detener la Hipertensión) para personas que tengan hipertensión arterial.

Se trata de un menú que consiste básicamente en aumentar la incorporación de frutas y verduras, fomentar una alta ingesta de legumbres e incluir más frutos secos y lácteos descremados entre los platos habituales. También apunta a propiciar un bajo consumo de alcohol, carnes procesadas, azúcares y harinas refinadas, entre otros productos.

Esta dieta basada en distintos tipos de frutas y verduras tiene como fin bajar la presión arterial a partir de incrementar la sumatoria de micronutrientes buenos para el organismo como los son el potasio, el magnesio, el calcio y la fibra.

Cuáles son las causas de la hipertensión arterial

La hipertensión arterial es multifactorial, ya que está determinada e influenciada por muchos motivos distintos. Algunos de ellos pueden ser la herencia (padres o hermanos hipertensos), la edad (con el paso de los años la posibilidad de ser hipertenso aumenta), la obesidad, el consumo excesivo de sal o de alcohol, el uso de prolongado de algunos medicamentos (corticoides, descongestivos nasales, analgésicos) y la falta de actividad física, por ejemplo.

En la gran mayoría de los casos, la HTA no puede curarse, pero sí controlarse con medicamentos. Por eso, el tratamiento indicado debe continuarse sin interrupciones durante toda la vida y debe estar acompañado por una reducción del peso corporal si tiene sobrepeso u obesidad.

La importancia de la dieta en la hipertensión arterial

Tal como se indicó anteriormente, la dieta DASH incluye una serie de frutas y verduras que otorgan una fuente alimentaria de estos importantes micronutrientes y menciona la porción recomendada para su consumo.

Potasio

Se recomienda una ingesta de 3.500 miligramos de potasio al día. Para conseguir esa meta se debe aumentar el consumo habitual de cereales de grano entero, frutas, verduras y lácteos bajos en grasa.

  • Banana: 1 unidad pequeña.
  • Melón: 1 taza. 
  • Dátiles: 5 unidades.
  • Naranja: 1 unidad regular.
  • Ciruelas: 3 unidades pequeñas.
  • Alcachofa: 1 unidad cocida. 
  • Brócoli: 1 taza cocido.
  • Espinaca: 1 taza cruda o ½ taza cocida.
  • Zapallo: ½ taza cocido.

Magnesio

La porción estipulada es de 300 miligramos al día para mujeres adultas y de 400 miligramos para hombres adultos. Para lograr este objetivo se debe aumentar el consumo de legumbres, nueces, semillas, cereales integrales, hortalizas de hojas verdes, leche y yogurt.

  • Kiwi: 2 unidades pequeñas.
  • Banana: 1 unidad pequeña. 
  • Moras: 1 taza.
  • Frambuesa: 1 taza.
  • Espinaca: 1 taza cruda o ½ taza cocida.
  • Acelga: 1 taza cruda o ½ taza cocida.
  • Porotos verdes: ¾ taza cocida.
Las naranjas tiene potasio y calcio. Foto: Shutterstock


Las naranjas tiene potasio y calcio. Foto: Shutterstock

Calcio

La dieta DASH para pacientes que tienen hipertensión plantea una ingesta de 1.000 miligramos al día a través de un aumento en el consumo de leche, yogurt, quesos y frutas y verduras altas en calcio.

  • Papaya: 1 unidad.
  • Pepino dulce: 1 unidad.
  • Naranja: 1 unidad.
  • Frambuesas: 1 taza.
  • Espinaca: 1 taza cruda o ½ taza cocida.
  • Acelga: 1 taza cruda o ½ taza cocida.
  • Achicoria: 1 taza.
  • Brócoli: 1 taza.

Fibra

Finalmente, el menú DASH para aquellas personas que sufren de presión alta recomienda una ingesta de 25 gramos al día de fibras. Meta para la que se estipula aumentar el consumo de cereales integrales, legumbres, frutas y verduras.

  • Frambuesa: 1 taza.
  • Moras: 1 taza.
  • Frutillas: 1 taza.
  • Níspero: 3 unidades.
  • Coles de Bruselas: 1 taza.
  • Alcachofa: 1 unidad cocida.
  • Berenjena: 1/2 taza cocida.
  • Acelga: 1 taza cruda o ½ taza cocida.