Mié. Feb 21st, 2024

Científicos revelan la influencia de la vitamina D en una enfermedad crónica como la diabetes.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía. De ahí la importancia de esta afección crónica y las vitaminas y nutrientes que ingerimos. 

«En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina y en la del tipo 2, la más común, no la produce o no la usa de manera adecuada. Así, la glucosa permanece en la sangre», resume el sitio MedlinePlus, la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

De este modo, quienes padecen diabetes deben tener muy en cuenta su alimentación, clave para no sufrir consecuencias en cuantos a su salud. Para ellos, además, estás los nutrientes y suplementos.



La diabetes es una enfermedad metabólica crónica. Foto Shuttersteock.

Pero siempre es importante, antes de tomar una decisión, consultar a un médico para que analice cada caso en particular, brinde un diagnóstico y tratamiento.

Importancia de la vitamina D

«La vitamina D es un nutriente liposoluble que el cuerpo necesita para fortalecer los huesos y mantenerlos saludables. Es por eso que el cuerpo solo puede absorber calcio, el componente principal del hueso, cuando la vitamina D está presente», especifican desde el sitio Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Y aclaran que también sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes y neuroprotectoras contribuyen con la salud del sistema inmune, la función muscular y la actividad de las células cerebrales.

La vitamina D no se encuentra naturalmente en muchos alimentos, sin embargo es posible obtenerla en algunos de estos casos:

La leche fortificada, con vitamina D.


La leche fortificada, con vitamina D.
  • Pescado graso, como salmón, sardinas y caballa
  • El cuerpo también genera vitamina D cuando la luz solar directa convierte un químico en la piel en la forma activa de la vitamina (calciferol).

Investigación sobre la vitamina D y la diabetes

Una revisión de ensayos clínicos determinó que una mayor ingesta de vitamina D se asoció con una disminución del 15% en la probabilidad de desarrollar diabetes tipo 2 en adultos con prediabetes, según publican los científicos en la revista Annals of Internal Medicine.

Los estudios observacionales descubrieron un vínculo entre tener un nivel bajo de vitamina D en la sangre y un alto riesgo de desarrollar diabetes.

Suplementos vitamínicos.


Suplementos vitamínicos.

Investigadores del Centro Médico Tufts, en Estados Unidos, realizaron una revisión y un metaanálisis de tres ensayos clínicos que comparaban los efectos de los suplementos de vitamina D sobre el riesgo de diabetes, difunde Infosalus.

Durante tres años de seguimiento, la diabetes de nueva aparición se produjo en el 22,7% de los adultos que recibieron vitamina D y en el 25% de los que recibieron placebo, lo que supone una reducción relativa del riesgo del 15%.

La extrapolación de sus resultados a los más de 374 millones de adultos de todo el mundo que padecen prediabetes sugiere que la administración de suplementos de vitamina D podría retrasar el desarrollo de diabetes en más de 10 millones de personas.

Efectos adversos significativos

Los autores del estudio pertenecientes al University College de Dublín y de la Autoridad de Seguridad Alimentaria de Irlanda, señalan que datos anteriores evidenciaron efectos adversos significativos de una ingesta elevada de vitamina D.

Suplemento de vitamina D.


Suplemento de vitamina D.

Sostienen que las sociedades profesionales que promueven el tratamiento con vitamina D tienen la obligación de advertir a los médicos tanto sobre la ingesta necesaria de vitamina D como sobre los límites seguros.

La referencia es que este tratamiento con dosis muy elevadas de vitamina D podría prevenir la diabetes de tipo 2 en algunos pacientes, pero también podría ser perjudicial.

Mirá también