Mié. Feb 21st, 2024

La destrucción de hormigueros con gasolina por la noche pudo costarle caro este domingo a un hombre de 42 años que sufrió quemaduras en una pierna, en las manos y en un pie cuando realizaba una maniobra tan peligrosa en el patio de su chalé, en la urbanización Cerro Alberche de El Casar de Escalona, en la provincia de Toledo.

Ocurrió cerca de la pasada medianoche en la calle Eduardo Rosales. En lugar de utilizar un producto químico, el hombre creía que quemar los hormigueros con combustible era lo mejor. Pero en una de esas, los vapores del combustible pudieron quedarse impregnados en alguna prenda, lo que quizá propagó el fuego por una parte de su cuerpo. La víctima, de nacionalidad china, logró apagar las llamas, pero sufrió quemaduras de segundo grado profundo en cara externa de la pierna derecha, en las manos y en el pie izquierdo.

Un vecino avisó a Protección Civil de El Casar de Escalona y dos voluntarios, uno de ellos enfermero, acudieron al chalé. Allí se encontraron al herido con fuertes dolores y con un ungüento casero de color grisáceo sobre las quemaduras, lo que había empeorado la gravedad de las lesiones.

Ni él ni su esposa hablan español, lo que dificultó la intervención hasta que llegó un hijo del matrimonio. Entretanto, los miembros de Protección Civil hablaron con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) para que enviaran una UVI móvil.

Como llevaban un kit de quemados, le retiraron parte el ungüento con suero, le limpiaron las heridas y le aplicaron las primeras curas con una capa de gel para quemaduras, que le alivió considerablemente los dolores. Luego llegó personal sanitario y la UVI móvil, que lo trasladó al Hospital Universitario de Toledo.